?

Log in

Cosita Anterior | Cosita Siguiente

Marcas

Las marcas de mi mano expresan perfectamente mi locura interna.

Y eso es lo que probablemente jamás entenderán. Nadie.
A veces, todo esto me hace sentir terriblemente especial, ¿y qué si me veo demacrada? ¿y qué si parezco un alma en pena rondando por las calles?, y qué si ahora parezco más enferma que antes?... quizá lo estoy, quizá, en estos últimos años, aprendí que soy alguien fuerte... de niña, en la escuela, cuando me preguntaban: ¿cuál crees que es tu talento/don? sobre todo después de aquella gran decepción, siempre respondí: la Fortaleza, de verdad lo pensaba así. Sin embargo, después, todo me indicó que no era así, que no era fuerte, que de hecho era mucho más suceptible a la debilidad que otras personas que observaba a mi alrededor.

Me lo confirmé a mí misma poco después cuando ni siquiera podía controlar aquellos temblores raros que me daban, eran ataques de nerviosismo, crisis, y entonces, cuando por fín di con un doctor que supiera decirme qué rayos me sucedía, al principio todo se derrumbó para mí, ya me sabía débil, ya me había aceptado como tal... y cuando me escuché decir eso dentro de mi cabeza, me odié, me dí asco. ¿Cómo es que de ser una niña fuerte que superó dos derrumbes catastróficos a muy temprana edad me había convertido en un hilacho de persona?, y comencé a despertar, poco a poco, con pasos temblorosos y estúpidos que me hacían caer a cada momento, cada caída me hacía volver ese pensamiento: "No puedo".

La aparición... no, mejor dicho, el hacerme consciente de aquellas miradas lastimeras, de aquel halo de lástima hacia mí, me dió fuerza otra vez, no, esa pequeña fuerte y completamente insana estaba todavía ahí, viva dentro de mí y se negaba a morir de nuevo, ella me susurraba que podíamos convertirnos en lo que quisieramos y solo había dos caminos: lastimera, llorona y débil o perra, guarnecida y fuerte. Solo eran dos vías y en ambas habría cosas muy desagradables, sin embargo, la segunda me era más atractiva.

Y todo comenzó a levantarse y derrumbarse al mismo tiempo, sensaciones extrañas de triunfos y fracasos adheridos unos a otros sin tregua. Mi alma a veces parece no soportarlo, duele físicamente hablando y aún así se niega a consentir.

Una vez, hace mucho tiempo, me imaginé a mí misma... ví cómo quería ser y cómo quería que los demás me vieran, pero al mismo tiempo, ví todo muy lejano. Lloré, como nunca antes lo había hecho, sola, afortunadamente no había nadie cerca, en ese momento decidí que algún día aquellas personas a las que amaba ya demasiado, me verían como me imaginé... y luego me dejé convertir en nada.

Ahora, estoy un poco más cerca, quizá solo un poco porque falta mucho, en todos los sentidos, pero en definitiva, ya no me siento como hace algunos años, tan lejos, hoy, me siento un paso más cerca de todo. Dejé que la niña loca y fuerte se apoderara de mí otra vez, de manera más consciente, de manera más efímera...

Aina.

Comments

( 1 zape — Dame un zape... )
(Anonymous)
Dec. 4th, 2011 02:35 am (UTC)
''Las marcas de mi mano expresan perfectamente mi locura interna.''
Se me ha clavado en el alma,de verdad.
Eres un espejo para mi.
Mimos y sonrie.
( 1 zape — Dame un zape... )